Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

sábado, 8 de diciembre de 2012

NIDO DE VERDERONES

Un día cortando los setos de mi jardín descubrí un nido repleto de huevos

Con mucho cuidado estuve observando como la madre los incubaba, hasta que un día escuché el piar de los polluelos.

Pude observarles durante todo su desarrollo, dicen que las madres los abandonan si los humanos nos acercamos a ellos, podéis ver que no es cierto ya que yo lo hice. Eso si, con mucho cuidado para no molestarles. Hasta que un buen día me encontré con el nido vacío.

Todavía continua en el mismo sitio, y espero que regresen. Os dejo un vídeo que les hice.

http://www.youtube.com/watch?v=2Ap9P-sz6AA&feature=share&list=UURAbc6rxIusAoJ6qhsPeQCg

2 comentarios:

  1. Yo solía mirar los nidos de cerca en un pinar donde había pequeños cipreses, los adultos que confían en su mimético plumaje se quedan muy quietos. Para no incomodarlos, evitaba mirarlos a los ojos (coincidir con la mirada) durante los escasos segundos que utilizaba para confirmar los datos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Yo me lo preparé con una malla de plástico verde de la que se pone para las malas hierbas. Hice un agujero para el objetivo de la cámara y así no molestarles

    ResponderEliminar