Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

lunes, 21 de marzo de 2016

LOLITA La gata de mi hijo

Lolita

Hoy al despertarme me he llevado una grata sorpresa, al ver estas dos fotos de Lolita en mi muro de Facebook.
Lolita es la gata de uno de mis hijos, que vive en Montreal, ya hace cuatro años que tan sólo la veo a través del ordenador. Siempre que hablamos me la pone, ya que siempre le pregunto por ella. Le suelo decir "¿cómo está mi nieta?" ¡Cómo no me hacen abuela, y ya tengo edad para ello!


Pero eso ya se ha terminado, para agosto lo voy a ser, y además, hoy sabré si va a ser niño o niña. ¡Qué nervios! 


6 comentarios:

  1. Enhorabuena Paca!
    Y Lolita, tu nieta gatuna es una preciosidad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mi nieto humano lo será más. Ayer me enteré que va a ser chico!!!

      Eliminar
  2. Estareis tan felices!! Gracias por compartirlo con nosotr@s, Paca :)
    Y Lolita tendrá un nuevo compi de juegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hijo está un poco preocupado, ya que la tiene muy mimada, y tiene miedo de que luego sienta celos

      Eliminar
    2. Mira, aqui explican muy bien el proceso de presentación del bebé y el gato y cómo evitar los celos: http://muchoamorpocodinero.blogspot.com.es/2007/12/la-llegada-del-bebe-con-un-gato-en-casa.html
      Lo importante es mantener las rutinas de la gata, que actúen con Lolita como siempre, que sigan teniendo ratos de juegos y mimos y que no la castiguen.

      IMPORTANTÍSIMO: Los falsos rumores sobre los peligros de los embarazos con gatos en casa (repetimos, los gatos no son los culpables de la toxoplasmosis) hacen que muchas mujeres que se queden en estado se planteen qué hacer con sus gatos.

      Y tras asegurarse de que el gato no es ningún peligro para su embarazo, les surgen los miedos de cómo se portará su gato cuando empiece a convivir con el recién nacido (muchas veces miedos infundados por las opiniones de otra gente ignorante).

      Pues bien, la convivencia entre bebés y gatos lleva siglos existiendo, y si se trata con el cuidado necesario y las prevenciones recomendadas,es muy positivo para todos (bebé, gato y mamá).

      Eliminar
    3. Muchas gracias, se lo pasaré a mi hijo. Estoy de acuerdo contigo, creo que ahora nos pasamos en muchas cosas.

      Eliminar