Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

martes, 14 de julio de 2015

EL PRIMER BAÑO DE BLANCO

Su primer baño

Ayer fue la primera vez que bañé a Blanco, y me demostró lo que siempre he pensado de él, que es un gato muy bueno y nada agresivo. La pena es que no se deja coger, ya he comentado otras veces, que igual es, porque la primera vez que apareció por casa, siendo un cachorrito, lo espantaba y hacía para que se fuese, ya que no quería tener más gatos. Pero como podéis ver no lo conseguí y en casa que se quedó. 

Ya he descubierto cuando lo puedo coger, y es por la tarde cuando está durmiendo, se pega una torradas, y está tan  relajado, que no reacciona, y entonces es cuando, zas, lo atrapo. 

Es un problema el hecho de que uno de tus gatos no se deje coger, pues hay veces que se hacen heridas, se le tiene que curar, o que lo tengas que llevar al veterinario para ponerle una vacuna. Haces planes, buscas un día, y ése te es imposible atraparlo, ni con juegos o galletitas, lo consigues.


Y aquí ya en el jardín secándose al sol


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada