Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

miércoles, 22 de enero de 2014

INSUFICIENCIA RENAL EN LOS GATOS

Micifuz está malito. 

Muchas veces solemos decir que a nuestras mascotas tan sólo les falta saber hablar, pero eso no es cierto, ya que ellas saben cómo hacer para comunicarse con nosotros, y también nosotros, sus propietarios, sabemos entenderlas.

Micifuz es un gato muy tranquilo e independiente y no causa ningún problema. Come y bebe cuando quiere, hace sus cositas casi siempre a la misma hora, pero el viernes cuando llegué a casa y me lo encontré esperándome en la puerta, y comenzó a maullaba sin cesar, me alarmé, y enseguida pensé que algo iba mal. 

Inmediatamente, y de verdad que no sé el por qué lo hice, me fui a ver su cajón arenero y allí descubrí cuál era el motivo de sus maullidos, ¡había sangre entre las piedrecitas!.

Enseguida recordé a Zapirón, que en otoño del 2012 comenzó con los mismos síntomas y se murió por un problema renal, así que no dudé ni un instante, cogí su transportín, y me fui con él al veterinario.

Me dijo que tenía cistitis, ahora está tomando antibióticos y una comida especial pera gatos con problemas urinarios, que no le gusta nada. No sé el por qué le ha venido, ya que la comida que él come, siempre la compro en tiendas de animales o en el mismo veterinario. 


Este es Zapirón, la foto se la hice justo esta semana hace un año, se murió el día 29 de febrero del 2013, de un problema de insuficiencia renal. Hicimos todo lo posible para salvarlo pero fue imposible. El pobrecito adelgazó un montón y perdió mucho pelo.

Zapirón era callejero, e igual por eso nos dimos cuenta de su problema más tarde. El primer síntoma que yo vi, fue que bebía mucha agua, pero en un principio no le di mucha importancia ya que al ser verano me pareció normal, pero un día que estaba en el jardín, me llamó la atención el hecho de ver que se agachaba muchas veces a orinar y no hacía nada. Entonces fue cuando lo llevé al veterinario y me dijo que no había nada que hacer. Pero aún así y todo, con la nueva comida, un complejo vitaminado  y muchos cuidados  conseguimos mantenerlo con vida casi medio año. 

Así que si ves que tu mascota bebe mucha agua, y va muchas veces al cajón arenero llévale al veterinario, no sea, que cuando te des cuenta sea ya demasiado tarde.   



2 comentarios:

  1. Sabes que en mi casa han fallecido dos gatitos con ese problema, Tomy de 11 años y Chuky de 5. El veterinario nos dijo que era a causa de la castración, que el alimento que les dábamos tenía algo que les hacía mal a sus riñones. Por lo tanto debimos empezar a cambiar de alimento con nuestros nuevos mininos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabía que podría ser por la castración. Si que es cierto que la comida es muy importante, por desgracia a Zapirón siempre le di de comer el pienso que se compra en los supers, encambio a los de dentro les doy de comer pienso de la tienda de mascotas y especial para Persas, hace unos días se me acabó y les dí la de los de fuera y se pusieron con diarrea.
      Espero que no tengamos el mismo problema con los nuevos gatitos. Un saludo

      Eliminar