Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

jueves, 25 de julio de 2013

ABANDONANDO EL NIDO

Durante estos días de finales de julio, es muy normal ver pequeños pajarillos que al querer dar su primer vuelo y abandonar el nido acaban por nuestras plazas y calles.

Como este pequeño Verderón que el pasado domingo se encontraba perdido en el stand de N.A.CE. en Navarrete.
El fue afortunado y tuvo mucha más suerte que otro que por allí también se encontraba. Unos niños al verlo lo cogieron, y pensado que lo que hacían era lo más correcto, lo cogieron y lo echaron a mi jardín, pero lo que ellos no sabían era que allí estaban dos de mis gatos, y claro, Botitas nada más verlo dando saltos por el jardín, fue corriendo y se lo zampó. Qué desilusión que nos llevamos, pero fue tan rápido, que no se pudo hacer nada. Es ley de vida, ya se sabe que los gatos son cazadores.  

Justo al día siguiente cuando me encontraba en la cocina, un pájaro que estaba en lo alto de mi verja no hacía más que piar, era algo exagerado, y hasta le llegué a decir ¡Te puedes callar! y entonces me di cuenta de el por qué lo hacía. Uno de sus polluelos se encontraba metido entre mis hortensias.

Y no veáis cómo estaba mi gato Micifuz, menos mal que tengo puesta una mosquitera, si no seguro que también lo hubiese cazado

Esta es una pequeño avión, que también me encontré en una de mis macetas

Éste si que se salvó, ya que lo cogí y lo puse en una zona más alta y cerca del nido, más tarde lo vi como se fue volando.




2 comentarios:

  1. Que maravilla de golondrina! Dan ganas de acogerla en casa.
    Lástima lo de aquel pobre pájaro que acabó en la boca de Botitas. Los niños seguro que pensaron que en tu jardín estaría muy protegido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no veas que desilusionados (también me incluyo) que nos quedamos

      Eliminar