Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

domingo, 4 de noviembre de 2012

VISIÓN NOCTURNA DE LOS GATOS

Con dos faros
Hoy os voy a hablar de la visión de los gatos y qué mejor, que hacerlo con esta foto que le hice a uno de mis gatos el pasado invierno.

Al levantarme y descubrir que todo estaba cubierto por una blanca capa de nieve corrí a coger la máquina, para hacerles algunas fotos sobre ella, y casualmente debido al flax se le iluminaron los ojos al igual que les suele suceder a los gatos cuando vamos conduciendo de noche.

Nuestros ojos lanzan un reflejo rojo en la oscuridad, debido a los vasos sanguíneos, cuando una luz toca el fondo, como por ejemplo con lo que ya os he comentado "las luces de los faros de los coches"
En cambio el ojo del gato lanza un destello dorado o verde a causa de una capa especial llamada "tapetum lucidum" Se trata de una capa de células especiales que ellos tienen situada detrás de la retina, que recoge la luz y les permite duplicar la capacidad de distinguir objetos en condiciones de oscuridad.

Eso les permite tener mucha más capacidad de ver en condiciones de escasa luz y con ello poder detectar movimientos distantes. Yo puedo asegurar que los gatos ven en la oscuridad ya que los míos se pasan toda lo noche correteando por la casa estando todo oscuro, y nunca tiran ningún objeto, ni mueven ningún mueble.

2 comentarios:

  1. Parece un gato endemoniado con esos focos como pupilas. Pero se le ve muy curioso y gatuno, afortunadamente.

    Por cierto, me ha chocado lo de las abejas durmiendo en las caléndulas. Me ha hecho mucha gracia que las abejas parezca que se han dopado con el pólen de la flor quedándose plácidamente durmiendo; es graciosísimo, de verdad. Desconocía esta curiosidad.

    Saludos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pués se ve que si que les pasa con las Caléndulas, ya que recorriendo los pueblos, también las he podido ver durmiendo plácidamente, y sólo en esa flor.

      Eliminar