Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

viernes, 16 de noviembre de 2012

GATO BEBIENDO AGUA

A nuestras mascotas nunca les debe de faltar el agua, su recipiente siempre tiene que estar lleno y además bien limpio. De mis cuatro gatos, Micifuz es el más raro en el comportamiento con el agua. Cada vez que va a beber a su bebedero, tiene que golpearlo con su patita, y cuando el agua se mueve, entonces es cuando bebe.
Al principio le compré un comedero muy bonito con dos recipientes de aluminio, en uno le ponía la comida, y en el otro el agua, pero tuve que dejarlo exclusivamente para una sola cosa, ya que al querer mover el agua la metía en el recipiente de la comida, y todas las bolas se mojaban, y entonces ya no se las quería comer.
Saciando su sed
A los gatos se les puede dejar en casa tranquilamente solos por unos días y no pasa nada, pero no hay que olvidarse de dejarles suficiente comida y agua. Sobre todo no hay que olvidar el agua.
No hace mucho una amiga me contó, que unos conocidos de ella, se marcharon de vacaciones y dejaron a sus dos gatos en casa, al cuidado de un vecino, éste iba de vez en cuando por la casa, les retiraba las cacas del arenero, les cambiaba el agua y les ponía comida. Ya se sabe que los gatos muchas veces son asustadizos y que se suelen esconder cuando viene una vista o algún extraño entra en la casa, pues este señor cada vez que iba veía solamente a unos de los gatos, pero no le dio mucha importancia y durante los 15 días que estuvo yendo, nunca trató de buscar al otro.
La sorpresa fue, el día que regresaron los dueños de los gatos, y al abrir la puerta de su habitación, encontraron a su gatito casi ya sin vida, acurrucado en un rincón. La cama estaba llena de sus excrementos y de orina, las cortinas con enganches de las uñas, la puerta toda rallada.
Inmediatamente lo llevaron al veterinario, lo tuvo en observación y afortunadamente sobrevivió, y sabéis por qué. Pues fue debido a que se habían dejado la tapa de WC levantada, y durante todo ese tiempo no le faltó agua.
Ya os he contado que a mis gatos les encanta el agua, y que se meten dentro de la taza del WC para jugar con ella. Por eso, en casa siempre procuramos tener, la tapa bajada, pero ahora, si me voy por unos días suelo dejar una de ellas levantada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario