Recorriendo nuestros pueblos, he visto mascotas, otros animales y muchas cosas que me encantaría poder compartir. Como este gatito que salió a saludarme, cuando me disponía a fotografiar la puerta de una vivienda.

domingo, 29 de julio de 2012

OPUNTIA FICUS-INDICA Higos Chumbos - Santa Eulalia Bajera, La Rioja


Este peculiar fruto conocido comúnmente como nopal, tuna, chumbera, higuera de chumbo, pita, higuera de pala o palera, es una planta de la familia de las cactáceas. Se cultiva desde hace mucho tiempo y forma parte de la economía agrícola en muchas zonas áridas y semiáridas del mundo. No se sabe con exactitud de dónde procede, aunque se cree que puede ser originaria de México.

Siempre que veo esta planta me trae recuerdos de mi infancia, mis padres la tenían en el chalet, y en sus hojas mis hermanos y yo solíamos escribir nuestros nombres, que quedan grabados en ellas una vez se habían cicatrizado.
A pesar de que los teníamos en casa, nunca se nos había ocurrido comer sus frutos. Ya de mayor hice un viaje a Andalucía, y allí estando en la playa un señor solía venir todos los días ofreciéndonos los higos chumbos, fresquitos y peladitos. Siempre que pasaba por nuestro lado cantando "Higos chumbos" le llamábamos y le comprábamos.

Años después cuando fui a vivir a Lima, descubrí que allí también se vendían, y no sólo en las tiendas, sino que también lo hacían en las calles. No sé si ahora continuarán con la misma costumbre, pero cuando yo vivía allí en los semáforos podías comprar de todo, plátanos, (era gracioso, éstos te los vendían por manos, es decir cuatro, cinco, una mano, dos manos etc).  higos chumbos, pelados y limpios, metidos en una bolsita de plástico. También vendían  revistas, gafas, un sin fin de cosas. Si tú tenías interés por algo, le levantabas la mano, y el vendedor venía corriendo.
Yo ya solía llevar preparados unos soles en el cenicero del coche, ya que si veía plátanos o higos chumbos siempre les compraba 

Aunque dicen que son de clima cálido, tengo que deciros que éstos en concreto los vi en la comarca de Arnedo, exactamente en el pueblo de Santa Eulalia Bajera, todos los montes que rodean esa zona, están repletos de ellos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario